El mundo del deporte siempre está a la caza y captura de nuevos talentos que asombren al público, que hagan más atractivo si cabe el producto. En el ultra competitivo y masificado ámbito del fútbol ya hemos escuchado un millón de veces aquello de: joven talento menor de edad, llamado a alcanzar la cima en unos pocos años continuar leyendo